Poemillas excusados

 

 

(Foto: Camping de Savona, Italia. Verónica 2013 )

Miss Piss

 Siempre sale líquida,

con su vestido holgado,

amarillo chillón,

como el grito

que dio su madre

la primera vez

que Miss Piss se

expresó libremente.

«Mother —dijo Miss Piss—,

I feel like flowing», y fluyó.

 

El viento

 Préstame tus oídos ahora,

sin demora, dame tu olfato,

o me mato.

Es tanta mi premura,

tan suave la tersura

con la que he de huir

que, por detrás,

soplaré

y soplaré

y la angustia liberaré.

 

Camino abismal

 Me mueve una fuerza irresistible,

una excavadora invisible

me abre el camino

al oscuro abismo sin fin.

Caigo sin remedio,

con más duda que miedo,

por una garganta negra

que escupe pero no saborea.

Ojalá pudiera quedarme,

mas algo me empuja a largarme,

aunque no atino a saber qué.

Caeré a un mar de dudas,

intuyo que más blanda que dura,

y emprenderé un viaje incierto,

pasado por agua,

antes de llegar al desierto.

Cuarteto de baño

En él entro sin más y ya me siento

con la vista al frente y sin un futuro,

pues es tan vacuo el sentir y no duro

ni un segundo en poner el cimiento.

 Escato-lógica aplastante

—Me cago.

—Pues yo también me lo hago.

—¿Qué hacemos?

—Corre, ve primero.

—No, tú antes.

—Mejor tú delante.

—¿Nos lo jugamos?

—Oye, que me cago.

—¿A piedra, papel o tijera?

—Ya asoma la cabeza.

—Piedra.

—Papel.

—Has ganado.

—No, que vayas a por el papel, que ya me he cagado.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s